Juan Carlos Lorente, nace en Madrid en 1952. Pertenece a la tercera generación de grabadores clásicos. Su abuelo fue profesor de grabado de la Real Academia de Artes y Oficios Artísticos, entre 1930 y 1945.

Se inicia en el oficio de grabador de manos de su padre del cual aprende todas las técnicas de dibujo y su aplicación al grabado clásico.

En 1966 entra en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid y en 1970 viaja a Nueva York donde durante un año aprende nuevas técnicas de grabado químico.

En 1976 crea su empresa de grabado e impresión en relieve donde comienza a mezclar las nuevas técnicas de grabado químico con el grabado artesanal. Es de destacar la alta seguridad que proporciona la aplicación de la impresión en relieve a la identidad corporativa de las empresas. Dicha seguridad procede del hecho de que sólo existe un único molde grabado en acero, matriz desde la que se producen las copias impresas en relieve, siendo estas a su vez piezas únicas.

Su empresa Relieves DGR, trabaja para las mejores empresas privadas del país así como Organismos Oficiales del Estado, donde aplica dichas técnicas de seguridad a su identidad corporativa.

En 1995, con la entrada de la informática, desarrolla nuevas técnicas fotográficas y digitales que añadidas a las técnicas anteriores y a su experiencia previa, confieren a sus trabajos un alto grado de perfeccionamiento y acabado y una mayor eficiencia, acortando tiempos en la producción.

En marzo de 2016 es nombrado académico de número del Real Instituto de Estudios Históricos de Ciencias y Artes Alfonso XIII, por su labor en la difusión del arte del grabado y su impresión en relieve.

Hoy en día, Juan Carlos Lorente es uno de los muy escasos especialistas capaces de producir trabajos de grabado e impresión en relieve  que reúnan, además de una altísima exclusividad, una calidad y seguridad que solo se puede conseguir con la tecnología actual unida a un acabado artesanal.